Ministerio Inicial:
“Orange Covenant Church”, (Orange, California, EUA), de la “Evangelical Covenant Church of America”. Al Pastor Andy Zamora le correspondió iniciar el Ministerio Hispano de la Iglesia “Orange Covenant Church”, en la ciudad de Orange, en el condado de Orange, en el estado de California en el año 1989. Fue aquí donde se inició como pastor.

Afiliacion Actual:
Ministerios Llamada Final. Aunque la relación ministerial se inició en setiembre de 1992, no fue sino hasta el año 1996 que el pastor Andy Zamora pasó a trabajar directamente bajo la cobertura de los “Ministerios Llamada Final” dirigida por el apóstol Otto René Azurdia; con sede en Inglewood, California, Estados Unidos.

Preparacion Academica:
La educación formal del pastor Andy Zamora empezó en la provincia de Limón; la zona Atlántica de Costa Rica, en una localidad rural llamada “Penshurst”, a la cual se llegaba desde la ciudad de Limón por la antigua vía del tren que solía viajar al Valle de la Estrella, en una escuelita campesina llamada “La escuela mixta de Penshurst”, eso, cuando la escuelita estuvo ubicada a orillas del río La Estrella, el que posteriormente se llevó dicha escuela en una de sus múltiples inundaciones. Ahí el pastor Zamora obtuvo su título de conclusión de estudios primarios (La “primaria”).

Posteriormente, en la Ciudad de Tres Ríos, provincia de Cartago, Costa Rica, fue egresado del “Seminario Menor de Nuestra Señora de los Angeles”, (Seminario Diocesano Católico) en el año 1973. Aquí concluyó la educación secundaria. El pastor Zamora siempre ha considerado que la educación recibida en el “Seminario Menor” fue una educación realmente exquisita y muy exclusiva, la cual recibió milagrosamente gratuita, solo porque era parte del propósito que Dios quería realizar con él.

Aparte de los estudios seculares y profesionales realizados en la Universidad de Costa Rica, inició en el año 1990 cuatro años de estudio en el Centro Hispano de Estudios Teológicos en la ciudad de Bell Gardens; Los Angeles, California. Este instituto evangélico está asociado al “North Park Theological Seminary” en Chicago, Illinois, el cual pertenece a la “Evangelical Covenant Church of America”.

En el año 1991 recibió la certificación oficial como “Lay Pastor”, reconocido por la “Evangelical Covenant Church of America”. Finalmente en el año 2002 el pastor Zamora obtuvo su “Doctorado en Teología” egresándose de la universidad “California Christian University”, con una tesis intitulada: “La trascendencia del sacerdocio para el ejercicio del poder en la Iglesia contemporánea”.

Auto-Retrato del Pastor
(Autobiografía de un indígena Brí-brí)

“Nunca me pude haber imaginado que yo iba a ser llamado para ser pastor de una iglesia evangélica… Y menos a ser ministro del Dios Altísimo.

Yo soy indígena. Nací en 1953, en la reserva indígena de Talamanca, en la provincia de Limón, Costa Rica (En Costa Rica solo el 1% de la población era indígena en ese tiempo).
Las primeras palabras que mis oídos oyeron, no fueron palabras en idioma español. Fueron las palabras de mi madre en lenguaje Brí-Brí: El idioma de los indios de Talamanca.
Nací en una hamaca dentro de un jacal de chonta, junto a la espuma de los cañaverales; oyendo la voz retumbadora del poderoso río Sixaola, en la jungla de la frontera con Panamá… Por eso, aunque hoy vivo en Los Angeles, California; otra jungla de cemento aún más despiadada y desgarradora que aquella tierra de bosques y verdores esplendorosos, que mi padre me enseñó a amar… De vez en cuando, mi corazón regresa allá… A escuchar las cascadas, y a mirar aquellas aves de mil colores, que me hacen evocar el Edén de Dios… La tierra buena que mana leche y miel… Como la promesa que Dios me hizo un día…
Nunca me quiero olvidar quién soy… Ni de mi origen, ni de dónde vengo, porque siendo indígena, soy consciente de que mi pueblo y mis ancestros adoraban a otros dioses; serpientes emplumadas y elementos de la naturaleza. Por eso ahora comprendo que, a la verdad: La promesa de Dios no era conmigo…. Yo era parte “De un pueblo que no es pueblo… De un pueblo sin entendimiento”.
Ahora que puedo ver de dónde me sacó Dios, comprendo mucho mejor que el mensaje de Romanos 10:19 era para mí… Y para todos los que de alguna manera son como yo, al decirle Dios a Israel: “Os llamaré a celos con un pueblo que no es pueblo; con un pueblo sin entendimiento…”

Me lleno de un indescriptible regocijo al leer:
“Fui hallado por los que no me buscaban;
me manifesté a los que no preguntaban por mí.” (Romanos 10:20).

Nunca me cansaré de darle gracias…
Nunca me cansaré de hablar de su misericordia…
Nunca me quiero olvidar de lo que hizo por mí,
y por todos aquellos que de alguna forma…
Son como yo…

A Él sea la gloria por siempre!”

Andy Zamora

Hannia Zamora
Pastora

DSC_6047

Alex Zamora
Pastor de Jovenes